Fernando Alonso ya se ha ganado el respeto de la Indy: ovacionado y aclamado en Indianápolis