La FIFA no permite al Barcelona inscribir a sus nuevos fichajes en ninguna competición