El Espanyol, campeón en muerte súbita