España de waterpolo se cuelga una medalla de plata que sabe a oro