Escalofriante caída de Shaw tras un choque con Carvajal, que no quiso separarse de él hasta que supo que estaba bien