Eriksen aprovecha la ‘siesta’ de la defensa de la Juve para marcar el segundo