¡Emoción desbordante! Federer rompe a llorar como un niño tras ganar el Open de Australia