Elche-Levante y Madrid-Olympiacos, el primer homenaje a Tito Vilanova