Las lamentables actitudes de Douglas Costa en su partido con la Juventus: entrada, codazo, cabezazo y escupitajo