Djokovic pidió unas pastillas que estaban en el bolso de su mujer en medio de su partido ante Millman