Dinamarca jugará sus próximos partidos con jugadores de fútbol sala y de la tercera división tras la huelga de sus futbolistas