Diego Godín cumple el sueño de una aficionada rojiblanca