A Diego Costa se le sigue atragantando la Selección y el tiempo se le agota