Dembélé se enfrenta a su partido clave en el Barcelona