Dembelé y Coutinho no defraudan en La Rosaleda y el Barça se lleva los tres puntos