David Ferrer se juega una plaza en la final frente a Andy Murray