De la espectacular canasta de Curry al primer mate de Lebron James en los Lakers