El madridismo recuerda al Atlético algunos tifos de mal gusto para defender el “decidme qué se siente”