Cristiano no se ha sentido respaldado por el Madrid y se siente solo en la lucha con Hacienda