Cristiano, al rescate de Portugal: todos se encomiendan al delantero