Cristiano vive tenso el final del partido, pero ni se inmuta con el gol de Las Palmas