Cristiano desaparece y su futuro tiene bloqueado al Real Madrid