Cristiano llega a la concentración de Portugal sin despejar las dudas sobre su futuro