Cristiano manda callar a la grada de Letonia por escuchar pitos tras un gol con Portugal