Ésta es la cara que se te queda cuando le pides el pasaporte a tu ídolo... ¡sin saberlo!