Cristiano Ronaldo, el revienta balones