Cristiano Ronaldo reconoce que sufrió mucho viendo al Madrid frente al Sevilla