Cristiano Ronaldo sigue la misma estrategia que el año pasado para negociar con el Madrid