Cristiano Ronaldo disfrutó de una tarde de compras junto su novia Georgina Rodríguez