Cristiano Ronaldo despierta al Arsenal de su sueño europeo (1-3)