Un falso Cristiano Ronaldo consigue besos en lugar de goles y los celebra a lo grande