Cristiano Ronaldo medita sobre su futuro en el Real Madrid en un exclusivo complejo de Málaga