Cristiano y el Real Madrid, condenados a entenderse: lo que pierden ambos si se va el portugués