Cristiano no vio la final del Mundial: del viaje en jet privado, a su primera cena exclusiva en Turín