La afición del Córdoba llega a Madrid cargada de esperanza e ilusión