Copa Davis: España arrasa y muerde su cuarta ensaladera