El Clásico, mucho más que un simple partido de pretemporada para el Real Madrid