Clark Kent, el niño que con diez años ha logrado batir la marca de Michael Phelps