El City de Guardiola se ha gastado 100 millones más que el United de Mourinho