Cientos de ultras irrumpen en el entrenamiento del Sao Paulo y agreden a jugadores