El Chelsea está dispuesto a dejar a Diego Costa apartado en la grada si no pagan 68 millones de euros