Ceballos y Achraf, obligados a cambiarse de ropa antes de subirse al autobús del Madrid