¿Casillas o Keylor Navas?, Ancelotti ya ha deshojado la margarita, pero no suelta prenda