Dhaulaghiri, ese buen tiempo que no llega...