Cargas policiales y locura en la llegada de Arda Turan a Turquía