Un niño de Cardiff, con la camiseta del Barcelona, quiere que gane… ¡El Real Madrid!