De la dedicatoria a sus hijos, a la euforia del Camp Nou: Messi pone al Barça en cuartos de la Champions