El Calcio italiano es la liga que más ha gastado en fichajes