Broncas, concentración y rezos en el primer día de Keylor Navas como titular