Boston Celtics y Miami, un pulso en la cima del Este